Editorial/ El gobierno no aguantó más

El gobierno no aguantó más 
La austeridad que supuestamente se había auto anunciado el gobierno federal con los pobres resultados generados por la reforma energética y las demás reformas estructurales,  con la consecuente transformación de Pemex de una paraestatal a una empresa social del Estado y a punto de quiebra, llegó este miércoles a un punto de quiebra ya que no se pudo más sostener  en un punto manejable para la actual administración. La severa caída de los precios del petróleo  y el deslizamiento a la baja del peso frente al dólar obligaron a la Secretaría de Hacienda y al Banco de México a modificar y hacer un ajuste preventivo en el gasto público a fin de no caer en insolvencia económica. 
Las llamadas de atención fue que la estrategia seguida por el banco de México de lanzar una ridícula oferta de 200  millones de dólares para el tipo de cambio en forma quincenal y hasta quincenal no generó una estabilidad del peso frente al dólar y cómo van los mercados el pesos mexicano tendría que cambiarse en los próximos días inevitablemente en 20 pesos.
Por otra parte la estrategia apresurada y accidentada de ofertar las diversas zonas petroleras  del país de acuerdo a la apertura energética reflejado la el retiro del Estado Mexicano  de apoyos financieros para petróleos Mexicanos lo que ha generado que este cayendo en insolvencia financiera para cumplir con sus principales compromisos con sus acreedores y proveedores en las decenas de contratos de servicios y compra de equipo para poder cumplir con su función social y comercial. 
Por ello el ajuste que está haciendo la Secretaría de Hacienda y Crédito Público  de ajustar el presupuesto, da mayor certidumbre a la operación del Estado Mexicano, lo que refleja una contracción de actividades. En el caso del Banco de México, también   hay una contracción monetaria que ya ha sido criticada por economistas serios que han reiterado que no es el momento aun para que el Banco de México encarezca el crédito. Esto reflejará un aumento de las cifras que se recogen como parte de la tasa de Fondeo bancario o corto monetario. 
Es decir habrá menos circulante en las calles y en la economía. 
De acuerdo a lo anunciado  el ajuste preventivo en Administración Pública Federal para 2016 equivalente a 132 mil millones de pesos, es decir 0.7 por ciento del PIB. El ajuste preventivo adicional al gasto público para 2016 no afecta a las tareas de seguridad pública ni a los programas de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol). Además no habrá un aumento de impuestos ni creación de nuevos gravámenes. Detalló que el ajuste preventivo al gasto federal se debe a tres causas: La depreciación del tipo de cambio que refleja el deterioro en los precios del petróleo, las coberturas petroleras que solo cubren el año 2016 pero no 2017 y a que Pemex debe hacer uso de todos los elementos que le otorgó la reforma pues Pemex reporta caída de su ingresos. Además se anunció  que Pemex dará a conocer su ajuste por 100 mil millones de pesos para este año.
Por su parte,Banxico  confirmó el aumento de 0.50 puntos a la tasa de interés de referencia para fijarla en 3.75% y además se suspenden las subastas de venta de dólares y que no descartan intervenir de manera discrecional.
Que Dios nos agarre confesados porque esto es el preludio de que el resto del año será para los ciudadanos como volar sobre el pantano. Tendremos que hacer milagros para sobrevivir. 

Editorial/ El gobierno no aguantó más Editorial/  El gobierno no aguantó más Reviewed by LINO CALDERON on miércoles, febrero 17, 2016 Rating: 5

No hay comentarios.