Divide al Congreso Plan Energético

Divide al Congreso Plan Energético 

Legisladores aprueban el plan energético con 237 votos a favor del PAN-PVEM y Panal contra  125 de la izquierda y 99 abstenciones de Acción Nacional

*El panista Juan Bueno Torio la estrategia es insuficiente para ser el eje rector de la política energética

Angel Iturralde


Luego de una revisión exhaustiva por parte de la Comisión de energía, el pleno de la Cámara de Diputados aprobó la Estrategia Nacional de Energía 2013-2017 con el rechazo de la mitad de los legisladores presentes.

El bloque del PRI, PVEM y Panal votó a favor con 237 votos, mientras que los legisladores de la izquierda emitieron 125 en contra y se registraron 99 abstenciones del PAN. Con ello, la estrategia fue avalada por el bloque afín al gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto y rechazada por la Oposición.

En tribuna, el priista Williams Oswaldo Ochoa Gallegos defendió que la Estrategia de Energía presentada otorga plena certeza del programa que el Gobierno federal pretende implementar, a fin de reorientar los objetivos y metas con plena claridad de intenciones en la conducción de las políticas públicas en la materia.

"Esta visión es un eje rector sobre el que descansa el futuro de las energías del país, que proyecta establecer exactas estrategias que se traducirán en planes concretos cuyo objetivo sea el crecimiento y desarrollo económico para la nación", argumentó.

José Alberto Benavides Castañeda, del PT, aseguró que la estrategia presentada no contiene un diagnóstico profundo del sector y no define claramente una política para lograr nuestra independencia energética.

"No se especifican las ineficiencias existentes las cuales son muchas y es necesario identificarlas para que, a partir de esto, se planteen las propuestas que contribuyan al mejor funcionamiento del sector energético.

"Lo que más destaca sin duda, de toda la estrategia, es la clara intención de incorporar la inversión privada suplantando a Pemex y CFE para transferir la renta energética de la nación. Se manifiesta la intención de definir incentivos para facilitar el establecimiento o ampliación de infraestructura energética siempre y cuando el bienestar social y la presencia de externalidades lo justifiquen", manifestó.

El legislador dijo que se debe aclarar para quién irán dirigidas estas "externalidades" sobre todo qué se entiende por bienestar social.

Por Movimiento Ciudadano, Ricardo Mejía, afirmó que la Estrategia Nacional de Energía busca la privatización del sector y reclamó que el secretario de Energía no haya querido comparecer ante los diputados para exponer el plan sexenal.

"¿Por qué no vino? ¿Se trata acaso de forzar la participación privada en el capital para buscar después una eventual privatización total?, como fue el caso de la banca", cuestionó.

También aseguró que la prueba de ello es la omisión en el documento de medidas que busquen el fortalecimiento de las capacidades productivas y tecnológicas de Petróleos Mexicanos.

El perredista Luis Espinosa Cházaro comentó que sin discusión de fondo el Gobierno empujó la aprobación de la estrategia energética, cuando se trata un tema de la mayor importancia para el país y por ende, para el nuevo gobierno de la República.

"Esto que nos ha sido enviado es un documento que no cumple ni en un sentido mínimo con lo que la ley establece, denostando, de origen, su intencionalidad. Compuesta de temas energéticos generales e imprecisos, enfocados en una visión de política energética inercial, sin lograr fijar una visión nacional en materia energética a 15 años, que es lo que se supondría debe hacerse", aseguró.

Sin embargo, para el panista Juan Bueno Torio la estrategia es insuficiente para ser el eje rector de la política energética que mejore el desarrollo del país, pues carece de objetivos parciales, mecanismos de evaluación y acciones que garanticen una energía de calidad a un precio justo.

Sólo a través de consensos y concreción de acuerdos se podrán alcanzar las metas del sector a la par de un auténtico crecimiento y desarrollo de la población, agregó el legislador Germán Pacheco Díaz, también del PAN.

Consideró necesario modificar el documento, pues en su opinión el enviado por la Secretaría de Energía está incompleto, pues no tiene información estadística suficiente para establecer las políticas que habrán de seguirse, así como el detalle del papel que jugarán los diversos organismos en el desarrollo de la estrategia.

La Estrategia de Energía no cumple con los requerimientos necesarios para fijar un rumbo del sector, y la meta de crecimiento que se propone no coincide "con lo que puede apreciarse actualmente en México", según el diputado perredista, Luis Ángel Xariel Espinosa Cházaro

La estrategia energética plantea, en 80% de la propuesta, al capital privado como única solución a las demandas energéticas, situación que es contraria al precepto constitucional, y omiten los cambios que deben realizar en su interior las empresas energéticas, dijo la perredista Aleida Alavez Ruiz.

Además, el plan de energía no toma en cuenta el consumo energético que realizan los mexicanos para su subsistencia, por ejemplo, el consumo en zonas con altas temperaturas, dijo el legislador Ricardo Mejía Berdeja, de Movimiento Ciudadano.

La estrategia también carece de un diagnóstico real del sector y de las políticas públicas que impulsen la independencia energética del país, indicó el legislador del PT, José Alberto Benavides Castañeda.

También le falta una evaluación de la situación financiera de Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE), según la diputada petista Lilia Aguilar Gil.

Secretaría de Energía reconoce el esfuerzo

El titular de la Secretaría de Energía (Sener), Pedro Joaquín Coldwell, reconoció la voluntad política de la Cámara de Diputados, que este martes ratificó la Estrategia Nacional de Energía 2013-2027.

Una vez que el Senado ratificó también la ENE el pasado 14 de marzo, corresponderá ahora al Ejecutivo su publicación en el Diario Oficial.

La Sener expone en un comunicado que la ratificación en ambas cámaras constituye un decisivo respaldo a la política energética y económica del presidente Enrique Peña Nieto, quien ahora cuenta con el apoyo de este instrumento para la elaboración del Plan Nacional de Desarrollo.

La Estrategia servirá como guía a todo el sector energético en la elaboración de sus políticas y programas a mediano y largo plazos, además de ser un instrumento que dará certidumbre en la planeación a todos los involucrados.

Divide al Congreso Plan Energético Divide al Congreso Plan Energético Reviewed by LINO CALDERON on martes, abril 09, 2013 Rating: 5

No hay comentarios.