EDITORIAL/Subversión popular

Subversión popular
La precariedad de los ingresos de los mexicanos, la terrible pobreza, la violenta y virulenta inseguridad así como la falta de desarrollo y de crecimiento económico, han generado un importante desencanto y malestar social en varios estados del país. Ante las carencias de las familias mexicanas, los grupos mexicanos populares y grupos populares se han transformados de ser opositores a grupos de autodefensa y policías comunitarias como respuesta a la falta de respuesta del Estado Mexicano. 
Estos grupos de ciudadanos se han manifestado que están cansados de la delincuencia organizada y buscan proteger a sus familias y personas, así como sus bienes, no deben de ser interpretados como violentos sino como un fuerte llamado al gobierno federal para atender a las comunidades que padecen el hambre y la pobreza extrema. 
Llamó la atención que profesores de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de Educación (CNTE) y autoridades de la Secretaría de Gobernación (Segob), acordaron reunirse nuevamente el próximo jueves 11 de abril, en busca de un acuerdo sobre la reforma educativa. Juan José Ortega, secretario general de la sección 18 de la CNTE en Michoacán, informó que en el encuentro con el subsecretario de Gobierno de Gobernación, Luis Enrique Miranda, se les otorgó garantías de que no serán liberadas órdenes de aprehensión  contra dirigentes del magisterio de Guerrero para que se sumen a la mesa de negociación. Ante tantas negativas los pueblos de la montaña de Guerrero se adhirieron a los profesores y ahora en un frente común buscarán hacerse oír y que de una vez por todas se dé una solución a las demandas. 
Es destacable que los otros grupos, pueblos y organizaciones civiles en el país como es el caso de Morelos Michoacán, Oaxaca, Veracruz, Chiapas y hasta el Estado de México ya estén en proceso de formar ejércitos comunitarios para defenderse de la delincuencia organizada. Los gobiernos de Morelos y Michoacán han protestado que con estos grupos y los han declarado ilegales ya que buscan mantener el orden constitucional y establecido de la ley. 
Ayer incluso la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) han reiterado que los grupos de autodefensa y organizaciones populares deben de reflexionar su estrategia de seguridad para evitar que ellos caigan cometan delitos ante la demanda de una creciente seguridad que el estado Mexicano ya no les garantiza.  
En el caso de los maestros buscan  garantizar la instalación de una mesa de diálogo y negociación para resolver las demandas del magisterio.
Hay preocupación tanto entre los diputados y entre senadores. El presidente de la Cámara de Diputados, Francisco Agustín Arroyo Vieyra alertó del riesgo de un "cóctel molotov" con la unión de policías comunitarios y maestros CETEG inconformes con la reforma educativa. El principal preocupado debería ser el gobernador Ángel Aguirre Rivero por la posibilidad de que existiera un Estado fallido al no garantizar la seguridad de los ciudadanos. Puede haber ahí un ´cóctel molotov´ muy desagradable, un estado que permite que sus ciudadanos se armen para hacerse justicia por su propia mano es un estado fallido.  Los legisladores han reiterado que es necesario que se ayude al gobernador Aguirre.  Se ha reiterado que la solución va más allá que el desalojo de la autopista del Sol. 
 Luego de que guardias civiles de Tixtla ingresaran armados a Chilpancingo y protegidos por maestros de la entidad,  se comienza a visualizar meses de incertidumbre y zozobra de un conflicto que puede resolverse con ajustes y reglamentos secundarios para mejorar la seguridad operativa y las garantías laborales de los maestros. 

EDITORIAL/Subversión popular EDITORIAL/Subversión popular Reviewed by LINO CALDERON on martes, abril 09, 2013 Rating: 5

No hay comentarios.