Editorial/Casinos productos de la corrupcción

Casinos productos de la corrupcción

El establecimiento legal y los casinos en México ha sido uno de los asuntos  que más han ambicionado los inversionistas estadounidenses y europeos ya que han encontrado en el país uno de los  mercados vírgenes más rentables del mundo. Ya en 1996 con la crisis económica, este sector no logro nada. En la administración de Vicente Fox tampoco lograron su cometido.

 Pero en la pasada administración pasó algo que se modificaron leyes secundarias  que generaron la aprobación discreta de este  tipo de negocios pero en forma masiva. Le llamaron reingeniería jurídica.

 En esa administración los gobiernos panistas ganados en ciudades estratégicas fomentaron el establecimiento de casinos principalmente a favor varias empresas como es el caso de EMEX, PM  y Exiciting Games. Tal y como se hizo por su paso en la Secretaría de Gobernación, de Santiago Creel Miranda y los permisos de establecimiento de Casinos a favor de Caliente y Televisa, en la pasada administración se hizo a favor de otras empresas.

En medio de estas decisiones hay versiones, algunas confirmadas de que  hay un grupo de connotados panistas que recibieron importantes cantidades de dinero para facilitar el otorgamiento de permisos hasta por 25 años a las empresas operadoras de casino…Entre los nombres se menciona  una "mafia de Gobernación" en el manejo de los casinos en México. Diversos medios nacionales enfocaron  su interés por el caso Iván Peña Neder y sus probables vínculos con dos calderonistas de cepa, Julio Esponda, Roberto Gil Zuarth y por ahí también se asoma el nombre de… Juan Molinar Horcasitas. Incluso se ha mencionado al connotado presidente del Senado Ernesto Cordero.

En los últimos minutos del gobierno de Felipe Calderón dichas empresas obtuvieron  permisos para operar 94 casinos durante 25 años. Producciones Móviles y Exciting Games están relacionadas con Juan Iván Peña Neder, Guillermo Santillán  y Roberto Correa Méndez, ex funcionarios de la Secretaría de Gobernación que habrían traficado con permisos falsos.  La semana pasada, Talía Vázquez, ex funcionaria de Segob,  acusó en a Reporte Índigo y Noticias MVS primera emisión, que su  ex esposo Peña Neder encabezaba una red de traficantes de permisos para la operación de casinos ilegales, desde la cárcel, donde espera juicio por el delito de violación tumultuaria.

Además, señaló que el senador Roberto Gil Zuarth recibió dinero de Peña Neder como soborno en el trámite ilegal de casinos, cuando se desempeñaba como secretario particular de Felipe Calderón.

Se acuerdo con Reporte Índigo, estos son algunos casinos ligados a la red criminal que operaba con permisos falsos desde  la Segob: Casino Royale  Monterrey; Casino Royale Querétaro; Casino Fantastic Escobedo;  Casino Riviera Guadalupe;  Casino Cristal Palace;  Casino Holywood;  Casino Trípoli  Salamanca; Casino Grand León;  Casino Grand Guadalajara; Casino Play Win Mazatlán.

En el país funcionan 349 casinos en 29 estados y hay otros 361 que podrían ser abiertos, de acuerdo algunas versiones periodísticias.  La  trama se inició con Fox, cuando Santiago Creel como secretario de Gobernación otorgó permisos para operar 432 casinos y la rubricó Calderón con los permisos que formalizó dos minutos antes de concluir su sexenio.

El pasado 3 de enero, el juez Segundo de Distrito en Materia Administrativa en Nuevo León, Javier Rubén Lozano Martínez, otorgó la suspensión definitiva a Entretenimiento de México (Emex), propiedad de los hermanos Rojas Cardona, del que se desprenden los permisos otorgados a Producciones Móviles y Exciting Games.

Haciendo un poco de historia, a mediados de 1996 diversas empresas del entretenimiento de los Estados Unidos iniciaron un intenso trabajo de acercamiento político en México para  cabildear con legisladores, gobiernos estatales y municipales, así como con secretarios de Estado, una propuesta de reforma para permitir la instalación de establecimientos de juegos con apuestas, prohibidos desde 1938 y por ley desde 1947: la Ley Federal de Juegos y Sorteos.  El contexto mundial lo obligada y México no podía quedar atrás. Una de las razones para llevar a cabo este cabildeo se debe que la Ley de Juegos y Sorteos le permite a la Secretaría de Gobernación actuar con discrecionalidad para el otorgamiento de permisos y licencias.

Hasta entonces, los únicos centros de juego con apuestas autorizados por esta dependencia, eran los de Agua Caliente, El Tecolote, el Foreign Club y otros en Baja California. Asimismo, juego de naipes en varios puntos de la frontera y otros en el interior del país: el Casino de la Selva en Cuernavaca y el Foreign Club los límites del Estado de México con el D.F. a pesar de las restricciones, los datos aportados en 1995 era que existían alrededor de 400 establecimientos ilegales que operaban como casas de apuestas en el territorio nacional.

Por esta razón, los días 13 y 14 de mayo de 1996, 400 empresas relacionadas con la industria del juego se reunieron en la Ciudad de México para una conferencia sobre casinos patrocinada por las revistas "México Business" e "International Gaming & Wagering Business", para conocer "las ventajas geográficas, económicas y sociales de México para la operación de estos establecimientos".

En dicho encuentro participaron Glen Schaeffer, presidente de la corporación Circus Circus; Jack Pratt, presidente del consejo administrativo de Hollywood Casinos Corporation; el vicepresidente de Lady Luck Casinos; el director ejecutivo de Morgan Lewis Bockius, entre otros. Por parte de México, estuvieron el entonces presidente de la Comisión de Turismo de la Cámara de Diputados, Rodolfo Elizondo Torres; el presidente del Consejo del Grupo Turístico Escorpión, Enrique Molina Sobrino y el Vicepresidente del Consejo Mexicano de Inversión, Alejandro Beuchot.

A fines de 1996 y durante el primer trimestre de 1997, el primer intento por reformar el artículo 73 Constitucional, fracción décima, la propuso el entonces diputado del PAN Max Tejeda, secretario de la Comisión de Turismo de la Cámara de Diputados, y apoyada por la entonces Secretaria de Turismo, Silvia Hernández Martínez, de quien se tenía conocimiento estaba asesorado por asociación de casinos de las tribus indígenas de los Estados Unidos y Canadá.

Sin embargo, según la fuente, una empresa de Manlio Fabio Beltrones y Emilio Gamboa entraron al juego del cabildeo, trayendo consigo dinero proveniente de Europa para instalar en México dicho modelo que se contraponía al modelo norteamericano que estaba trabajando desde antes.

El fin del sexenio de Zedillo envuelto en conflictos entre la clase política priísta, con un congreso dividido y con un entonces secretario de Turismo perseguido, Oscar Espinosa Villarreal, acabó con todo el trabajo desplegado por los cabilderos de la reforma.

Para después del 2000, los gobiernos emanados del PAN continuaron con este trabajo pero en lugar de reformar la ley, decidieron irse por lo fácil, y Santiago Creel con Televisa, le dieron el golpe mortal a todo lo anterior. Llegó Televisa a los casinos pero también llegaron mafias nacionales e internacionales.

 Esta historia se les complicó con el incendio del casino Royale, que fue el primer aviso de cómo fue que los casinos ilegales también fomentaron otro negocio negro del PAN: las extorsiones.

En medio de esta tormenta la iglesia católica se ha pronunciado en contra del establecimiento de Casinos ya que fomentan nuevos delitos, y la creación de nuevas mafias que nada bueno dejarán al país.  

Editorial/Casinos productos de la corrupcción Editorial/Casinos productos de la corrupcción Reviewed by LINO CALDERON on lunes, enero 14, 2013 Rating: 5

No hay comentarios.